Cirugía de la Diabetes

La cirugía de la diabetes (cirugía metabólica) es una intervención capaz de curar o mejorar la diabetes tipo II disminuyendo las necesidades de antidiabéticos orales e insulina. Además de frenar la evolución de la diabetes, mejora otros posibles trastornos metabólicos que con frecuencia la acompañan. Este procedimiento consiste en aplicar técnicas de cirugía para la obesidad debidamente modificadas (Bypass Metabólico).

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo, causando serias complicaciones para la salud, entre ellas la obesidad. La cirugía de la diabetes puede reducir o eliminar por completo la diabetes tipo II disminuyendo las necesidades de antidiabéticos orales e insulina.

¿Cómo funciona la operación de Cirugía de la Diabetes?

Existe una acción inmediata, mediada por incretinas. La derivación intestinal evita que los alimentos pasen por el tramo de intestino que rodea el páncreas, mejorando la regulación endocrina y el bloqueo insulínico existente. Además, la pérdida de peso inherente a la operación, ayuda y mejora de forma estable el efecto anterior, gracias a la fuerte disminución de la grasa visceral y perivisceral (la que rodea y la que infiltra a todas las vísceras abdominales: hígado, páncreas). Después de la cirugía, el control de la glucosa se restaura por una combinación de restricción calórica forzada, el aumento de sensibilidad a la insulina, y el aumento de la secreción de insulina.

Las pruebas recogidas durante décadas con la cirugía de la obesidad demuestran la eficacia y durabilidad de control de la diabetes.

Las indicaciones de la cirugía de la diabetes son adecuadas fundamentalmente en las siguientes situaciones:

  • Pacientes entre 25-60 años.
  • IMC mayor de 29 y menor de 40.
  • Diabetes Mellitus tipo II (del adulto) con menos de 10 años de evolución.
  • Necesidad creciente de antidiabéticos orales y/o insulina.
  • Mal control de la Diabetes a pesar de un tratamiento médico y hábitos correctos (niveles altos de glucosa y hemoglobina glicosilada)