Gastrectomía Tubular

La gastrectomía tubular también conocida como Tubo Gástrico o Manga Gástrica, es una técnica restrictiva en la que se reduce el tamaño del estómago. Se “quita” una parte del mismo convirtiéndolo en un tubo estrecho. Con esto logramos reducir el tamaño del estómago, disminuir la producción de grelina (la hormona que aumenta el apetito) y tener antes la sensación de saciedad.

Al reducir el tamaño del estómago aproximadamente un ochenta por ciento y extirpar una porción del mismo gracias a la gastrectomía tubular, logramos tres efectos:

¿Qué cantidad de peso podré reducir con las gastrectomía tubular?

Es difícil establecer una cifra exacta. Por lo general se espera una pérdida de entre el 60 Y 70 % en los dos primeros años. En resumen, se trata de una técnica restrictiva (no altera la absorción de vitaminas y minerales) que se realiza bajo anestesia general y por vía laparoscópica, de moderado/bajo riesgo. No reversible, con buena adaptación y calidad de vida.

Con la gastrectomía tubular conseguiremos las siguientes ventajas

  • Disminuir la secreción de grelina, esta se segrega en el cuerpo y fondo del estómago cuando empezamos a comer y aumenta el apetito, por ello tendremos menos hambre.
  • Al tener un estómago más pequeño, se tiene una menor capacidad. Comemos menos.
  • El estómago se llena antes y por tanto tendremos pronto sensación de plenitud.
 
 

gastrectomia tubular

Las indicaciones de la Gastrectomía Tubular son adecuadas fundamentalmente en dos situaciones:

  • Índice de masa corporal entre 35 Y 45 como tratamiento de la obesidad.
  • Índices de masa corporal mayor de 55, como primer paso o preparación para una cirugía derivativa tipo Bypass o cruce duodenal.