Qué es el síndrome metabólico

10 abril, 2018
sindrome metabolico

Conocemos el síndrome metabólico como el conjunto de afecciones de riesgo entre las que se encuentra: la obesidad abdominal, aumento de la presión arterial, producción alta de triglicéridos, exceso de azúcar en sangre y niveles sanguíneos bajos de HDL (colesterol bueno) que pueden aumentar las probabilidades de padecer enfermedades cardiacas, accidente cerebrovascular o diabetes tipo 2.

Aunque la resistencia a la insulina también parece ser la responsable de la mayoría de las anomalías que lo constituyen.

Síntomas del síndrome metabólico

El síndrome es un indicador de que padecer tres o más de las afecciones mencionadas anteriormente, puede llegar a convertirse en un problema de salud grave.

Sin embargo, otra parte de la medicina considera que el desarrollo de este síndrome se debe a la resistencia a la insulina. La insulina es una hormona que produce el cuerpo para convertir el azúcar en energía y si se tiene resistencia, esta se acumula, y puede llegar a producir enfermedades que aumenten los niveles de triglicéridos, reducir los de HDL, elevar la presión arterial …

En lo que coinciden ambas teorías es en atribuir su causa a la grasa de la obesidad abdominal. La acumulación de esta se distribuye a través de los músculos y determinadas vísceras, induciendo a una situación inflamatoria y favoreciendo la aparición de trombos.

Todos estos signos pueden conducir al profesional médico a diagnosticar síndrome metabólico.

Causas del síndrome metabólico

Se cree que el síndrome tienen más posibilidades de sufrirlo personas con una serie de:

  • Factores genéticos: por transmitirse en los genes de una familia o de una generación a la siguiente.
  • Resistencia a la insulina: enfermedades como la diabetes y la hiperinsulinemia, aumentan las probabilidades de tener síndrome metabólico.
  • Alimentación y deporte: El consumo mayoritario de grasas saturadas, animal e hidratos de carbono junto con la falta de actividad física para quemar calorías, fomentan la aparición de tejido adiposo.

El mayor problema es que todas estas causas han provocado que la incidencia del síndrome metabólico se sufra entre los 20 y 30 años de edad en la sociedad occidental, cuando lo normal era padecerla a partir de los 60.

Lo alentandor es que esta epidemia puede frenarse realizando modificaciones en el estilo de vida con una alimentación adecuada, actividad física, abandonando el tabaco y reduciendo el consumo de alcohol. Si necesitas ayuda para conseguir tu propósito, ponte en contacto con nuestro equipo multidisciplinar en Albacete (especialistas médicos, nutricionista, entrenador personal, psicólogo) Entre todos te ayudaremos a mantener el peso idóneo y cuidar de tu salud.

Estereotipos de la obesidad en la sociedad
Riesgos de las dietas por Internet
Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.