¿Influye la genética en la obesidad infantil?

1 enero, 2017

Muchos padres que sufren obesidad pueden llegar a plantearse si sus hijos también la padecerán, y lo cierto es que sí tienen más posibilidades. De hecho, se estima que los descendientes tienen entre un 50% (si uno de los dos progenitores es obeso) y un 80% (si ambos lo son) de probabilidades de serlo también, aunque siempre considerando, que la genética no es un factor decisivo puesto que también influyen otros factores como la falta de ejercicio, el sedentarismo o una dieta inadecuada.

 

Estudios científicos sobre la genética y la obesidad

Como hemos mencionado, en la obesidad influyen otros factores, no obstante y profundizando en el estudio de la genética, está plenamente demostrado que los genes intervienen en el centro del hambre, en la regulación del peso, en el número y en la distribución del tejido graso en diferentes partes del cuerpo, así como en el gasto energético. Y por tanto afectan al hambre y la saciedad situado en nuestro cerebro

Se intuye que el balance energético de una persona puede estar influenciado hasta en un 40% por su herencia genética

Uno de los últimos estudios sobre este tema, es el del instituto Nacional de Salud estadounidenses, que detalla cómo los hijos de padres obesos son un 75% más propensos a fallar con su habilidad motora.

Los investigadores descubrieron que “los hijos de madres obesas eran más propensos a fallar en las pruebas de habilidad motora fina –la capacidad de controlar el movimiento de los músculos pequeños, como los de los dedos y las manos. Los niños de padres obesos eran más propensos a tener peor puntuación en las medidas de competencia social y los nacidos de parejas extremadamente obesas también eran más propensos a fallar en las pruebas de capacidad de resolución de problemas”.

 

Por ello, cuanto antes seamos conscientes del problema, antes podremos solucionarlo para que las posibilidades de que nuestro hijo sufra obesidad infantil sea menor

 

 

 

 

Anterior
Siguiente
Publicado en Clínica IMOS por IMOS

Deja un comentario