Categoría: Problemas obesidad

3 Marzo, 2017

En una sociedad en la que el aspecto físico está a la orden del día, se dan muchos casos en las que las personas que sufren obesidad también sufren aislamiento social.

Un problema que puede llegar a dañar la autoestima y provocar depresión, agravando los problemas de salud y fomentando los malos hábitos del sobrepeso quedándose encerrado en casa, sin realizar ninguna actividad, e ingiriendo la misma cantidad de alimentos perpetuando su aumento de peso.

Aislamiento social por rechazo al físico

A no ser que hablemos de una persona con una fuerte autoestima, la obesidad puede provocar aislamiento social por miedo o vergüenza al qué dirán.

Estas situaciones se dan desde muy pequeños por la imposición de la sociedad al aspecto físico. A causa de esto, desafortunadamente, se dan escenas en colegios donde el niño `gordito´ es marginado por su peso u objetivo de burlas que van aislándolo poco a poco. El afectado se acaba marginando para evitar posibles rechazos. Renunciando a realizar actividades sociales, ponerse un bañador o establecer relaciones personales.

Los pensamientos negativos le invaden. Por eso en el

Publicado en Problemas obesidad por IMOS
1 Febrero, 2017

La obesidad no solo supone un problema cardiovascular y articular, sino que también afecta a nuestro cerebro ocasionando diferentes alteraciones en su funcionamiento. Un estudio de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, ha encontrado vínculos entre los déficits de memoria, la reducción del cerebro y el índice de masa corporal (IMC) Los científicos, creen que la relación entre memoria y obesidad implica dos cosas: tener sobrepeso u obesidad no sólo afectaría la memoria, sino también futuras conductas alimenticias, alterando nuestros recuerdos sobre experiencias previas e incluso contribuir al desarrollo de trastornos neurodegenerativos, como el alzhéimer.

Degeneración cerebral a causa de la obesidad

Un estudio, con más de 500 participantes, confirmó que tener sobrepeso u obesidad está asociado con un mayor grado de degeneración cerebral relacionada con la edad. Esos efectos eran mayores en personas de mediana edad, en quienes los cambios respondían a un aumento de la “edad cerebral” en 10 años. Pero el problema también se produce a la inversa: un déficit en tu memoria también podría hacer ganar peso. Es decir, a la hora de comer, basamos nuestra decisión de cuanta cantidad comer, en procesos cognitivos como la memoria y en señales psicológicas. Por eso se dice que co

Publicado en Problemas obesidad por IMOS