Categoría: Problemas obesidad

23 septiembre, 2019
Yoga para combatir obesidad

El yoga es una práctica muy ejercida actualmente como método para conseguir un equilibrio cuerpo-mente, a la vez que aliviamos el estrés o la ansiedad y obtenemos muchos otros beneficios. A través de la ejecución de sus posturas o asanas y con una estricta respiración, tu cuerpo y tu mente se encontrarán en armonía, logrando ser una persona más completa y sintiéndote más plena.

La propia medicina occidental ha confirmado que esta práctica tiene numerosas ventajas y es recomendada habitualmente para luchar contra diferentes problemas físicos y anímicos. Uno de los motivos por los que muchas personas comienzan con el yoga es para combatir la obesidad.

Ante la enfermedad que supone la obesidad, hay que tener en cuenta diversos factores: si se debe a una cuestión médica (como puede ser la tiroides o una predisposición genética), si se produce por una mala alimentación, por ansiedad, estrés o diferentes problemas emocionales (la cual puede conllevar a una ingesta de alimentos excesiva o continuada), o si es debido a la falta de ejercicio o a unos hábitos de vida sedentarios.

Bajar de peso con el Yoga

El objetivo del yoga no es realmente adelgazar, pero sí es una de las diferentes maneras en las que podemos ayudar a nuestro cuerpo a bajar de peso y tonificar nuestro cuerpo. Esto se debe a que con cada asana centralizamos nuestra energía en una parte del cuerpo, trabajando esos músculos en concreto y ayudando a su tonificación y a la liberación de toxinas, consiguiendo también reducir las grasas acumuladas al aumentar el ritmo cardíaco con cada ejercicio. Para ello, es de vital importancia que mientras llevemos a cabo las posturas y los estiramientos, estemos concentrados en nuestra respiración, ya que esta permitirá una mejor oxigenación de nuestras células.

Aunque el yoga sea una excelente práctica con múltiples beneficios, no debemos olvidar que no es un deporte en sí mismo, por lo que nunca igualará a un ejercicio como salir a correr o hacer bici, Zumba o Crossfit. Lo más aconsejable es combinar la práctica del yoga con algún otro ejercicio de fuerza o resistencia, para así conseguir que nuestro cuerpo encuentre el equilibrio más sano con el que adelgazar y sentirnos bien con nosotros mismos.

Dentro del yoga hay distintos grados de dificultad, así como ejercicios más suaves o más dinámicos. Entre ellos, podemos destacar los saludos al sol como asanas para combatir la obesidad, ya que estas posiciones tonifican los músculos al mismo tiempo que aumentan la frecuencia cardíaca.

Beneficios del Yoga

Además, estos ejercicios ayudan sobre todo a reducir la ansiedad o el estrés, y a gestionar nuestras emociones de manera más positiva y sosegada. Esto, al fin y al cabo, es imprescindible de cara a bajar de peso, ya que este muchas veces está relacionado con preocupaciones o momentos de ansiedad, en los que decidimos comer para calmarnos. Por ello, si conseguimos reducir este estrés e intranquilidad, probablemente nos lleve a tener menos ganas de comer y, por lo tanto, a adelgazar poco a poco, además de coger día a día hábitos alimenticios más saludables.

Pero todo esto no servirá de nada si no conseguimos ser constantes y seguir de manera continuada con nuestra rutina de yoga y ejercicio. Lo importante es tener claro nuestro objetivo y ser conscientes de todas las ventajas que nos va a suponer, a nivel físico y emocional. Así, nos motivaremos y querremos continuar. Y si algún día fallas, no te preocupes, somos humanos y es lo más normal. Lo importante es no darnos por vencidos y no rendirse. Si consigues esto, da por seguro que lograrás tener una mente y cuerpo más sanos y, además, perderás peso en el camino.

5 junio, 2019

Existe el mito de que el tabaco ayuda a adelgazar, pero esto está muy lejos de la realidad, ya que varios estudios demuestran una relación directa entre el consumo de tabaco y la obesidad.

Tabaco y obesidad

La adicción al tabaco es muy perjudicial para la salud, además de ser conocido como un factor de riesgo cardiovascular. Sin embargo, se ha asociado el tabaco a que aumenta la posibilidad de sufrir sobrepeso.

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco. Una campaña anual que sirve para concienciar sobre los efectos nocivos del consumo del tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, y para disuadir su consumo en cualquiera de sus formas.

Son varios los estudios que asocian ambos factores, pero el estudio genético realizado por expertos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la Universidad de Bristol muestra que el sobrepeso y la obesidad conllevan un mayor riesgo de ser fumador. Tanto el exceso de kilos como la nicotina figuran entre las causas de enfermedades crónicas, como las dolencias cardiovasculares y la diabetes.

Por otro lado, el índice de masa corporal y la exposición al tabaco pueden llevar a la adicción a la nicotina y una mayor ingesta calórica.

Peso corporal y hábitos de fumar

Siempre se ha dicho que los fumadores tienden a pesar menos que aquellas personas que no fuman, sin embargo, varios estudios demuestran que los fumadores tienen un peso corporal más bajo en promedio que los no fumadores debido a que tienen un apetito reducido. Sin embargo, aquellos fumadores que fuman con más frecuencia tienden a pesar más.

Por otro lado, cuando se deja de fumar se tiende a aumentar de peso debido a una mayor ingesta calórica debido a la sustitución del hábito de fumar por la ingesta de alimentos.

Estrés y ansiedad

Cuando una persona se encuentra en un estado de estrés o ansiedad tiende a consumir alimentos calóricos, por lo tanto, influye en las variaciones de peso. Sin embargo, otro factores que agravan ambos problemas son el consumo de tabaco.

En Clínica IMOS contamos con los mejores profesionales que te acompañarán durante todo el seguimiento para trabajar contigo estos aspectos, al igual que ofrecemos tratamientos de la obesidad.

21 mayo, 2019

El 20 de mayo se celebra el Día Mundial de las Abejas, cuyo objetivo es dar a conocer el hábitat de los polinizadores y mejorar las condiciones para su supervivencia, de modo que las abejas y otros polinizadores, como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, puedan desarrollarse. Esta fecha se eligió porque es el día en que nació Anton Jansa, un pionero de la agricultura moderna que pertenecía a una familia de apicultores en Eslovenia.

Una de las cosas que producen las abejas es la miel, un alimento que no puede faltar en nuestros hogares al igual que otros que nos ayudan a saciar nuestro apetito. ¿Sabes que es beneficiosa para nuestra salud?

Miel

La miel es una sustancia natural alimentaria de sabor dulce producida por las abejas a partir del néctar de las flores o de las secreciones de las partes vivas de alguna planta. Las abejas recolectan el néctar y lo transforman al mezclarlo con sus enzimas. Esta mezcla es almacenada en los paneles de la colmena donde se obtiene la miel después de un periodo de maduración.

Es un producto saludable, pero hay que consumirlo con moderación. Es un alimento de fácil digestión y de mayor poder endulzante que el azúcar, que contiene potasio, calcio, magnesio y fósforo, vitaminas del grupo B y vitamina C, entre otras cosas, lo que lo convierte en un alimento con múltiples usos.

¿Qué cantidad consumir?

Su consumo se recomienda especialmente a personas que necesitan una dosis adicional de energía o los que quieren hacer una dieta para aumentar de peso, ya que 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías.

Por otro lado, en cantidades moderadas pueden tomarla quienes realizan una dieta para adelgazar: unos 10 gramos/día de miel no suponen un gran aumento calórico y es más saludable que el azúcar común. Los diabéticos también pueden incluirla en su dieta, siempre y cuando equilibren las raciones de azúcares con las dosis de insulina.

Tipos de miel

La miel no solo tiene valores nutricionales, sino también terapéuticos. Dependiendo del tipo de miel, tendrá unos efectos u otros:

  • De romero: es tonificante, expectorante y favorece el funcionamiento hepático.
  • De tomillo: es antiséptica y digestiva.
  • De espliego: es sedante y expectorante.
  • De bosque o encina: es ideal para el asma y la bronquitis.
  • De azahar: goza de efectos sedantes y conciliadores del sueño.
  • De eucaliptus: está indicada para tratar catarros y gripes.
  • De brezo: es rica en hierro e ideal para las anemia.
  • De espliego: tiene propiedades tónicas y antiinflamatorias que alivian la tos y la laringitis.

En definitiva, las abejas no solo son importantes para el ecosistema y el mantenimiento de la biodiversidad, sino que producen uno de los alimentos más beneficiosos para nuestra salud. Sin embargo, debido a su alta concentración de azúcares, la miel es un producto que debe consumirse con moderación. 

Si se quiere llevar una dieta para adelgazar y no eliminar la miel de tu alimentación, en IMOS realizamos seguimientos nutricionales para combinar este alimento con otros y poder llevar así unos hábitos alimenticios saludables. 

22 abril, 2019

Hoy es el Día Internacional de la Madre Tierra y no hay que olvidar que el agua no solo es importante para el planeta, sino también para nosotros. Siempre se ha dicho que es importante beber agua, pero ¿qué de cierto hay en ello? La verdad mucho, especialmente para los obesos. La relación que existe entre el vital líquido y el sobrepeso ha sido objeto de estudios de múltiples investigaciones y todavía hoy sigue siendo de interés científico.

Siempre se ha dicho que es importante beber agua, pero ¿qué de cierto hay en ello? La verdad mucho, especialmente para los obesos. La relación que existe entre el vital líquido y el sobrepeso ha sido objeto de estudios de múltiples investigaciones y todavía hoy sigue siendo de interés científico.

Entre los resultados obtenidos en diferentes investigaciones, se ha podido verificar que la deshidratación es un factor que influye en el sobrepeso. De modo que esta es un elemento preventivo que no puede faltar en el estilo de vida de quienes desean estar saludables.

¿Por qué el agua ayuda a prevenir el sobrepeso?

Uno de los errores más habituales en la dieta de las personas es querer consumir otras bebidas distintas al agua en las mismas cantidades que esta. En este sentido, los obesos especialmente, tienden a acompañar sus comidas con bebidas gaseosas, alcohólicas o zumos, suponiendo que, por ser líquidas, no tienen tanto impacto calórico.

Lo anterior es un grave error y es una de las razones más importantes por las que produce un aumento notable de peso. En este sentido, si la regla de los ocho vasos de agua al día se pusiera en práctica con bebidas gaseosas o zumos, el aumento en el consumo de calorías sería impresionante.

Ello se debe a que tales bebidas poseen un importante nivel de calorías que el agua, evidentemente, no posee. Adicionalmente, el agua es más eficaz como contribuyente en la quema de grasas. Por tanto, es indispensable que las personas con sobrepeso den mayor prioridad al consumo del  vital líquido y disminuyan aquellas bebidas que no aportan nada a su objetivo de adelgazar sino que, por el contrario, complican su logro.

Importancia del agua en el tratamiento contra la obesidad

La ingesta de agua ofrece muchos beneficios a las personas obesas. En primer lugar, se trata de un líquido cuyo consumo es vital, de modo que dejar de tomarlo no es una opción, porque esto implicaría morir. Pero el tema no es beber agua eventualmente, sino hacerlo en la medida sugerida para mantenernos sanos.

La comprensión de esta realidad y el posterior cumplimiento de tales indicaciones, marca una notable diferencia entre estar sanos y no estarlos. De manera específica, también condiciona el éxito de la batalla contra la obesidad. Y es que, como se señaló anteriormente, el agua contribuye al procesamiento eficaz de las grasas ingeridas.

Adicionalmente, el consumo de agua puede ayudar al obeso de otras formas. Esta no posee calorías, puede ingerirse sin engordar si quiera un gramo. Por esta razón, permite que la persona sienta sensación de saciedad sin sentirse culpable.

Otra de las ventajas que los estudios han permitido conocer, es que el consumo del vital líquido ayuda a la activación de la dopamina, un neurotransmisor que interviene en diversas funciones como el sentido del humor y la sensación de recompensa. Además, también está involucrada en los procesos cerebrales que se producen cuando la persona adquiere un nuevo comportamiento, por lo que la liberación de la dopamina es ideal para cumplir el propósito de adquirir un nuevo estilo de vida.

Es esencial que la persona obesa sea consciente del aporte del agua en su lucha contra la obesidad. Por tanto, es importante hacer una aclaratoria: el agua no adelgaza. Es decir, la persona no bajará de peso mágicamente por el simple hecho de tomar mucha agua. Esta, así como el ejercicio y la buena alimentación, es una aliada. Su consumo facilitará algunos procesos biológicos y neuronales, así como contribuirá a mantener óptimos los niveles de hidratación. De ahí que lo correcto sea tomarla en cantidades prudentes.

Publicado en Noticias obesidad, Problemas obesidad por marketing | Etiquetas: ,
7 abril, 2019

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud y es importante prestar atención a las enfermedades cardiovasculares. Se denominan enfermedades cardiovasculares a todos aquellos trastornos que afectan al corazón y los relacionado con este. En el tratamiento de esta clase de padecimientos intervienen diversos profesionales. Del mismo modo, también son variadas las causas que las originan.

Uno de factores de riesgo más influyentes en las enfermedades cardiovasculares es la obesidad. No obstante, sea esta u otra la causa, debe afirmarse que ningún tratamiento es tan efectivo como la prevención. Aplicadas oportunamente, las medidas preventivas son la mayor inversión en la salud.

Claves para prevenir el riesgo cardiovascular

Así como son muchos los elementos que inciden en riesgo cardiovascular, también son múltiples los recursos que pueden emplearse para su prevención. Algunos de los más importantes son lo que se mencionan a continuación:

  • Actividad física: el sedentarismo es uno de los mayores enemigos de la salud. Sus consecuencias afectan al organismo, tanto física como psicológicamente.
  • Alimentación: el control de las calorías es esencial en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares. La obesidad es una de las mayores causas de diabetes y otros padecimientos, por tanto, es fundamental llevar una alimentación saludable. Sin embargo, la dieta a aplicar debe ser determinada por un especialista y no seleccionada al azar según las modas.
  • Educación sanitaria: mantenerse informados es la forma más eficaz de conocer cuáles son los alimentos y hábitos que favorecen la salud y cuáles son los que aumentan el riesgo cardiovascular. Por eso, se recomienda mantenerse al tanto de los datos aportados por fuentes fiables y seguir los consejos de los especialistas.

Es fundamental que la prevención de las enfermedades cardiovasculares se lleve a cabo de un modo saludable. Los excesos en las medidas preventivas pueden ser tan perjudiciales como los abusos que se transforman en factores de riesgo.

En este sentido, se ha comprobado que el interés por evitar tales enfermedades puede ser la causa de estrés y obsesión. Y es que se ha demostrado que existe una estrecha relación entre las enfermedades cardiovasculares y algunas patologías de naturaleza psiquiátrica, tales como: enfermedad cardiovascular psicosomática, somatización cardíaca o reacción ante la enfermedad cardíaca. Por tanto, la cultura preventiva debe partir de una buena educación sanitaria que garantice la aplicación saludable de esta.   

Riesgo cardiovascular y obesidad

La obesidad es hoy en día una de las epidemias más mortales que existen. Actualmente es uno de los factores más influyentes en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras causas. Diversos estudios científicos se han realizado en torno a la relación de la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

De esta manera se ha determinado que los excesos de grasa visceral, pericárdica, ectópica y epicárdica ejercen su influencia en los procesos metabólicos, ocasionando la resistencia a la insulina, hipertensión arterial, trombosis, entre otras.

Ahora bien, un elemento esencial en la lucha contra la obesidad y las enfermedades cardiovasculares es la responsabilidad del paciente. En la medida en que cada persona se haga responsable y consciente de los riesgos y consecuencias de los excesos en su estilo de vida, se verán resultados más eficaces en la disminución de la prevalencia de dichas enfermedades.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que la obesidad debe ser tratada de modo individual. Es un error muy común prescindir de las orientaciones médicas y asumir dietas cuya idoneidad en el paciente no ha sido comprobada.

La historia clínica de cada paciente es diferente, así como su entorno, antecedentes familiares y demás factores de interés médicos. Por esta razón, es fundamental que las decisiones que se tomen sean consecuencia de un diagnóstico emitido por un profesional. De esta forma, el paciente podrá optar por los recursos que, en su caso, resultan más eficaces para mantenerse saludable. 

Publicado en Noticias obesidad, Problemas obesidad por marketing | Etiquetas: ,
29 marzo, 2019
Salto feliz

El pasado 20 de marzo se celebró el día de la felicidad y desde el punto de vista médico es interesante poner la mirada en las personas obesas. Durante años, se ha dicho que este grupo de la población se caracteriza por disfrutar de los placeres de la vida.

De hecho, es un asunto que tal vez tiene connotación cultural, puesto que en muchos países, la presencia de abundante y buena comida es uno de los aspectos mejores valorados en cualquier clase de evento. De modo que, el placer generado por la comida tiende a relacionarse con la felicidad.

Sin embargo, es sabido que la felicidad trasciende de lo que puede percibirse mediante los sentidos. Más que algo sensorial, es un estado en el que se encuentra la persona y cuya motivación son diferentes factores. Entonces, ¿será cierto que las personas obesas son felices?

Felicidad de los obesos, ¿mito o realidad?

La felicidad es un estado producto de la presencia de diversos elementos en la vida de la personas. Aspectos como la salud, el amor, la estabilidad económica, la condición espiritual y algunos elementos externos como la cultura, el entorno social o laboral.

Entre estos elementos, también figura la apreciación personal, puesto que ella es un factor que incide directamente en la satisfacción que cada individuo tiene consigo mismo. Es por ello que, pese a los placeres que caracterizan la vida del obeso, la felicidad no es necesariamente una constante.

De hecho, condiciones derivadas de la obesidad como otras enfermedades, las limitaciones físicas y el impacto emocional que dicha condición supone, las personas obesas figuran entre las más infelices. De modo que es un mito la felicidad que se alude a quienes padecen de obesidad.

Obesidad e infelicidad en niños

Un sector de la población muy importante cuando se trata de obesidad, son los niños. El índice de niños que padecen esta condición sigue en aumento y con la misma velocidad con que asciende la prevalencia de la obesidad infantil, desciende la autoestima de estos.

En la actualidad, es indudable la relevancia que la apariencia física tiene como elemento condicionante de la aceptación social. La prueba de ello, es el alto nivel de denuncias de bullying que se registran diariamente en los centros educativos. Muchos de estos ataques están dirigidos a niño con sobrepeso y generalmente la autoestima es la más afectada en tales casos.

Todo ello supone un reto social tanto desde el punto de vista sanitario como psicológico. El aumento de la obesidad infantil es una constante en la mayoría de los países. Por tanto, con ella, también asciende el nivel de abusos y la inconformidad que los niños con sobrepeso sienten consigo mismos.

Publicado en Noticias obesidad, Problemas obesidad por marketing | Etiquetas: , ,
15 marzo, 2019

La apnea del sueño es un síndrome más común de lo que suele pensarse. Se trata de una molestia que se padece durante las horas de sueño a causa de una obstrucción de la faringe. Como consecuencia de ello, la persona siente notable dificultad para respirar y los episodios que se producen pueden llegar a durar a producirse con una alta intensidad de repetición.

Diversos factores influyen en el padecimiento de esta enfermedad, pero el más importante es la obesidad. De hecho, las estadísticas reflejan que el 70% de las personas que sufren apnea del sueño son obesas y entre ellas el 50% se encuentra en la etapa mórbida.

Relación entre la apnea del sueño y obesidad

La obesidad es una condición que afecta al organismo de diversas maneras, por eso, se le asocia como la causa de diversas enfermedades. En el caso específico de la apnea del sueño, la relación entre ambas viene dada por el impacto que el sobrepeso tiene en el sistema respiratorio.

En este sentido, el exceso de grasa presente en el organismo se infiltra en las vías respiratorias, obstruyéndolas y dificultando que los pulmones puedan inflarse naturalmente en cada inhalación. En vista de ello, la persona debe hacer un esfuerzo extraordinario para poder respirar.

Hasta ahora no se ha desarrollado una cura definitiva para la apnea del sueño. En el caso de las personas que la padecen a causa de su obesidad, la reducción de peso es un elemento que contribuye notablemente a la disminución de los episodios de obstrucción respiratoria. Por eso, se recomienda al paciente comprometerse a cambiar su alimentación y estilo de vida.

Consecuencias de la apnea del sueño y obesidad

Debido a la interrupción del sueño, la apnea es una enfermedad que supone un notable deterioro de la calidad de vida porque altera el espacio de descanso del paciente. Del buen descanso depende que las actividades diarias puedan realizarse eficientemente.

De todo ello se desprende que el descanso es un factor indispensable para mantenerse sanos. No es casual que la Organización Mundial de la Salud trate el tema del sueño y recomiende dormir entre 7 y 8 horas diarias.

El asunto es importante y guarda una estrecha relación con la felicidad, esperanza de vida, combate del estrés y reposición de las energías. Por tanto, es indispensable hacer todo lo que contribuya al buen descanso. En el caso de las personas obesas que sufren de apnea, esto incluye esforzarse por bajar de peso. Así, podrán retomar el sueño tranquilo que realmente es reparador.

26 febrero, 2019

Vivimos un momento de grandes cambios en el mundo y con increíbles avances tecnológicos. Además, los medios de comunicación y internet nos ofrecen una abundante cantidad de información todo el tiempo. Esto es algo bueno, pues conseguir información que necesitamos o que queremos es muy fácil, pero también puede resultar estresante.

El estrés es parte de nuestra vida diaria, todos lo experimentamos en mayor o menor medida y por razones y situaciones distintas. De hecho, se considera que un poco de estrés es necesario para nuestra vida, pues nos puede ayudar a buscar soluciones y mejorar, precisamente para reducir o remover la fuente de estrés.

Pero estar estresados todo el tiempo es simplemente algo negativo y peligroso, que puede generar consecuencias negativas en nuestra vida a nivel psicológico y físico. Y se ha determinado que lidiar constantemente con estrés puede resultar en un incremento de peso.

¿Por qué nos estresamos?

El estrés es muy mal percibido en nuestra sociedad y con mucha razón. Sin embargo, esta es una respuesta natural de nuestro cuerpo ante una situación de posible o inminente amenaza o miedo, que libera una serie de hormonas, como cortisol (conocida como la hormona del estrés) y adrenalina.¿

Esta reacción hormonal nos prepara para una reacción conocida como lucha o huida, donde nosotros y nuestro cuerpo decidimos si enfrentarnos a la situación o huir de esta. Esto significa que el estrés puede salvar nuestra vida.

Pero existen muchos factores, incluyendo el ritmo de vida que se lleva en la actualidad, incluso en ciudades tranquilas como Albacete. También la abundancia de información, que puede hacernos estar estresados de forma constante y nada saludable.

Principales causas de estrésP

Los desencadenantes de estrés pueden ser muy variados, y en algunos casos, lo que es estresante para una persona, no lo es para otras. Sin embargo, la lista de causantes de estrés está encabezada en muchos países por el trabajo.

Esto no significa que trabajar sea malo o debería ser evitado, sino que existen muchas situaciones que pueden llevarnos a sentirnos estresados en el trabajo. Por ejemplo:

  • Trabajar en algo que no nos gusta
  • Una carga de trabajo muy pesada
  • Trabajar muchas horas
  • No tener certeza de seguridad laboral o miedo a ser despedida/o

Estas razones podrían o no ser reales y variar de acuerdo a la percepción y a la forma de lidiar con los problemas de cada persona. Pero lo importante es que siempre existe una solución, por lo que vale la pena mejorar nuestra percepción de nuestro trabajo.

Pero, además, existen situaciones de nuestra vida que también pueden ser fuentes de estrés, así como factores internos, como el miedo a la incertidumbre, expectativas poco realistas, el cambio o nuestra forma de percibir las cosas.

Estar estresados y el aumento de pesoE

En principio, el estrés puede llevar a la falta de apetito, por razones como sentir que debemos hacer algo, por lo que comer podría ser percibido como una pérdida de tiempo, lo cual es malo. Pero, en casos en el que estrés es recurrente y a largo plazo, esto podría llevar a un incremento de apetito o una aparente necesidad de comer.

Cuando estamos estresados y la reacción de lucha o huida ocurre, nuestro cuerpo considera que hemos usado calorías, incluso si realmente no actuamos ante la fuente de estrés, lo cual, en muchos casos, se traduce como sentir que debemos comer.

En momentos de estrés, el aumento de la hormona del estrés, es decir, cortisol, ayuda a incrementar los niveles de insulina, haciendo que el nivel de azúcar baje y nos hace sentir que necesitamos comidas altas en azúcar y calorías. Esto usualmente lleva a elegir comer algo como galletas dulces, una hamburguesa, etc.

31 enero, 2019

El exceso de peso y la constante lucha psicológica y física contra esta, así como las consecuencias de la obesidad en la vida diaria de las personas quienes se enfrentan a este problema, conlleva a muchos problemas, y uno de estos es que la obesidad en las mujeres puede resultar en un problema para concebir.

Por supuesto, esto no significa que una persona en estado de obesidad no pueda quedar embarazada. El problema estriba en que las dificultades aumentan de acuerdo al estado de obesidad en que la persona se encuentre, además de los riesgos para el bebé una vez que la persona ha salido embarazada.

La obesidad y los problemas de infertilidad

La infertilidad es un problema en muchas mujeres, incluso en aquellas en un peso ideal o normal. Y en el caso de mujeres con sobrepeso, pero no con obesidad, los problemas de fertilidad no son consecuencia de su peso.

Sin embargo, en un estudio de fertilidad, a lo largo de un año en parejas tratando de conseguir el embarazo, aquellas mujeres con ciclos menstruales regulares con obesidad tenían entre 26% y 43% menos probabilidad de concebir.

Los riesgos del sobrepeso en el momento de concebir están especialmente presentes con un índice de masa corporal sobre 35 kg/m2 (obesidad mórbida), pero con uno de 30 kg/m2 aún pueden existir riesgos y problemas de fertilidad.

Riesgos de la obesidad para los bebés

Así que, concebir con sobrepeso no es imposible, pero existen algunos riesgos para tu bebé al estar embarazada con un sobrepeso significativo, especialmente cuando se trata de obesidad y es tu primer bebé.

Existen riesgos de condiciones como la diabetes gestacional, presión elevada en la sangre y mayores probabilidades de tener problemas en el parto. De igual forma, en personas con obesidad, existe mayor riesgo de un parto prematuro.

Buenas noticias

Si actualmente presentas sobrepeso, especialmente cuando se trata de obesidad (30 kg/m2 de índice de masa corporal) y no estás ovulando, al perder un 5% de masa corporal o incluso tan poco como 2% de este, podrías comenzar a ovular.

Sin embargo, perder suficiente peso para ovular y quedar embarazada, pero no es suficiente para reducir los riesgos para el bebé, no será necesariamente lo mejor. Vale la pena reducir una mayor cantidad de peso para asegurarse de tener un embarazo controlado y un bebé saludable desde su nacimiento. Además, recuerda comer suficiente durante el embarazo de forma equilibrada, para que el bebé reciba los nutrientes necesarios.

Publicado en Noticias obesidad, Problemas obesidad por marketing | Etiquetas: , , ,
17 enero, 2019

Actualmente vivimos en una época en la que la eficiencia, la productividad, el trabajo duro y un estilo de vida saludable son cosas bien percibidas ante la sociedad. Por lo cual, el estilo de vida fitness es muy valorado y las personas con sobrepeso podrían experimentar ciertos estereotipos que no necesariamente les ayudarán a mejorar la situación.

Lo primero que es necesario definir es que, no porque alguien tenga algunos “kilos de más” o porque alguien no tiene un cuerpo bien definido o musculoso, no significa que esta persona presente obesidad o problemas de sobrepeso.E

El ejercicio físico y la apariencia del cuerpo

Hacer ejercicio o practicar algún deporte son definitivamente cosas muy buenas, que todo el mundo debería considerar activamente incorporar en su vida. No tiene que ser muy intenso o tomarlo tan en serio como alguien que vive del fitness o del deporte. Pero ejercitarse al menos tres veces a la semana tiene resultados increíbles para todos nosotros.

El problema es que nuestra sociedad actual ha definido el cuerpo perfecto a un cuerpo delgado y bien trabajado. No es que esto sea malo o que no sea cierto que esto es atractivo. El problema es que todos somos diferentes, tanto por los cuerpos que nos atraen, así como por la manera en la que nuestro cuerpo se ve.

En este sentido, gran parte de la sociedad se está privando de tener un rango más amplio de gustos hacia el cuerpo humano y algunas personas podrían incluso aprender a desear los cuerpos delgados, incluso si podrían estar naturalmente atraídos hacia cuerpos más grandes.

Algunos estereotipos de la obesidad

Las personas con obesidad lamentablemente son víctimas de diversos estereotipos y creencias que no son ciertas y que afectan negativamente la vida de muchas personas con obesidad, especialmente en cuanto a su psicología. Entre estos estereotipos se encuentran:

  • Son flojos o perezosos
  • Menos inteligentes
  • Poco exitosos
  • Poco atractivos
  • Con pocas probabilidades de estar en una relación

Trabajemos en contra de los estereotipos de la obesidad

La obesidad es definitivamente una condición negativa, que trae muchos problemas de salud y físicos a las personas que la sufren. Por lo cual, es importante promover la alimentación equilibrada y la importancia física y psicológica de la actividad física.

Sin embargo, no es necesario que además de los problemas físicos también hacerlo más difícil a nivel psicológico. Pues alguien con obesidad es una persona normal y puede ser tan exitoso como cualquiera y en algunos casos el problema no es siquiera de alimentación, sino hormonal o por otras causas. Así que se consciente si estás contribuyendo con estos estereotipos y sé un factor positivo para mejorar la vida de las personas.

Publicado en Noticias obesidad, Problemas obesidad por marketing | Etiquetas: ,
8 noviembre, 2018
el sobrepeso en el embarazo perjudica la salud del niño

El sobrepeso en el embarazo produce riesgos en las gestantes, pero también puede afectar a la salud del bebé. El motivo principal es que aumenta el riesgo de que el bebé sufra obesidad, diabetes y cáncer durante su vida.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
18 octubre, 2018
comer despacio para perder peso

Debemos tener en cuenta todos los hábitos que ayudan a perder peso. Esta demostrado que reducir la velocidad a la que se come, además de disminuir el número de bebidas azucaradas, así como no comer dos horas antes de acostarse ayudan a evitar el sobrepeso.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
20 septiembre, 2018
ejercicio fisico para personas con sobrepeso

El ejercicio físico es fundamental para conseguir perder peso. Para adelgazar debemos quemar más calorías de las que ingerimos con los alimentos. La obesidad es un factor que limita la capacidad de una persona para realizar determinados ejercicios, y dada su situación de riesgo cardiovascular condiciona el tipo de ejercicio.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
12 julio, 2018

Son muchos los factores que pueden influir en las variaciones de peso, y entre estos se encuentran el estrés y la ansiedad. Cada persona es un mundo, y por eso las causas pueden ser muy diferentes. Te contamos cómo influyen en tus hábitos de vida y qué consejos debes utilizar para reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
22 junio, 2018
cual seria tu peso ideal

Antes de empezar una dieta es importante saber el peso ideal de cada uno, y a partir de ahí fijar unos objetivos. La mayoría de la gente desconoce los baremos del peso ideal, el sobrepeso o la obesidad. La mejor opinión será siempre la de un Médico especialista, por eso en Clínica Imos determinaremos el tratamiento más adecuado y llevaremos a cabo un seguimiento personalizado.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
14 junio, 2018
riesgos de automedicarse para adelgazar

Se acerca el verano y con él las prisas por adelgazar. Los riesgos de automedicarse son muy elevados ya que los medicamentos para bajar de peso tienen muchas contraindicaciones y efectos colaterales. En Clínica IMOS en Albacete, nuestro equipo de especialistas médicos te puede ayudar a bajar de peso y a conseguir unos hábitos de vida saludables.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
24 mayo, 2018
hipertension arterial

La hipertensión arterial y la obesidad son dos factores que van ligados y que es necesario tener controlado para evitar riesgos de enfermedades asociadas a la obesidad, sobre todo en pacientes a los va dirigida la cirugía bariátrica. Existen muchos factores que pueden afectar a la tensión arterial, como la cantidad de agua que ingerimos o la sal que tenemos en el cuerpo. La Organización Mundial de la Salud recomienda que no se supere los 5 gramos diarios de consumo de sal y es mejor que ésta sea yodada. El tratamiento para la hipertensión arterial consiste básicamente en reducir la presión de tal manera que tenga un menor riesgo de complicaciones. Controlar la hipertensión arterial y la obesidad a través de tratamientos, así como el control de la alimentación y el ejercicio físico, hacen que podamos gozar de una buena salud y mejorar la calidad de vida a largo plazo.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
26 abril, 2018

Cuando queremos comenzar a perder peso partimos de una serie de premisas genéricas como cuidar la alimentación, no tomar determinados alimentos calóricos o hacer deporte, que al llevarlos a cabo no conseguimos los resultados que esperábamos. ¿Por qué no consigo adelgazar a pesar del esfuerzo?, ¿cuál es el motivo? Hay diversos factores, pero la mejor solución es ponerse en manos de profesionales. Un equipo médico que nos enseñe a adelgazar de forma eficaz y segura

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
20 abril, 2018

La imagen que tiene la sociedad respecto al sobrepeso, es que la gordura la sufren las personas vagas, poco activas, glotonas, sin autodisciplina… Son estereotipos de la obesidad que se crean perjudicando negativamente la autoestima de las personas, y que requieren de tratamiento psicosocial y médico para superar la enfermedad. Es por ello que en Clínica IMOS contamos con un equipo multidisciplinar (psicólogo, medico, nutricionista, entrenador deportivo) para ofrecer un tratamiento de la obesidad eficaz que aborde todos estos temas.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
10 abril, 2018

El síndrome metabólico es un indicador de que padecer tres o más afecciones entre las que se encuentra: la obesidad abdominal, aumento de la presión arterial, producción alta de triglicéridos, exceso de azúcar en sangre y niveles sanguíneos bajos de HDL, puede llegar a convertirse en un problema de salud grave. Otra parte de la medicina considera que el desarrollo de este síndrome se debe a la resistencia a la insulina pero ambas hacen referencia a su causa en la obesidad abdominal. Conoce sus causas y síntomas para ayudar a reconocerla y prevenirla.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
14 marzo, 2018
riesgos de las dietas de adelgazamiento

El deseo de adelgazar hace que la primera fuente de información a la que acudamos sea Internet, donde proliferan las dietas “milagro” que ponen en riesgo la salud. Si quieres perder peso y comenzar un estilo de vida saludable, déjate guiar por especialistas de la nutrición y el deporte para conseguir resultados óptimos de por vida y no recuperar esos kilos de más. La dieta de adelgazamiento perfecta existe y te la contamos en nuestro blog.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
1 febrero, 2018
cáncer por obesidad

Las personas obesas tienen mayor frecuencia de padecer una inflamación crónica de grado bajo, que con el tiempo cause daños al ADN que pueden conducir al cáncer. Las células grasas producen hormonas, llamadas adipocinas, pueden estimular el crecimiento celular asociado con riesgos mayores de cánceres de seno, de ovario, de endometrio y de algunos otros. Si actualmente tiene sobrepeso u obesidad, lo mejor es comenzar a tomar medidas para bajar de peso.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
1 21 noviembre, 2017
exceso de grasa

La obesidad se ha convertido en una gran amenaza para la salud en todo el mundo. La población con este problema se ha incrementado en todos los continentes y probablemente en todos los países desarrollados, destacando por convertirse en un factor de riesgo cardiovascular. Lo que se traduce en menor esperanza y calidad de vida que la mayoría de los individuos.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
1 10 noviembre, 2017
comorbilidades asociadas a la obesidad

El sobrepeso y la obesidad se han convertido en uno de los problemas de salud más transcendentes de la humanidad. Lo que se consideraba únicamente un problema estético, es sin duda alguna un problema de salud que conlleva la aparición de enfermedades secundarias asociadas a la obesidad denominadas “comorbilidades”.

18 agosto, 2017
aislamiento social y obesidad

En una sociedad en la que el aspecto físico está a la orden del día, se dan muchos casos en las que las personas que sufren obesidad también sufren aislamiento social.
Un problema que puede llegar a dañar la autoestima y provocar depresión, agravando los problemas de salud y fomentando los malos hábitos del sobrepeso quedándose encerrado en casa, sin realizar ninguna actividad, e ingiriendo la misma cantidad de alimentos perpetuando su aumento de peso.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas:
15 febrero, 2017

Un estudio de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, ha encontrado vínculos entre los déficits de memoria, la reducción del cerebro y el índice de masa corporal (IMC).

Los científicos, creen que la relación entre memoria y obesidad implica dos cosas: tener sobrepeso u obesidad no sólo afectaría la memoria, sino también futuras conductas alimenticias, alterando nuestros recuerdos sobre experiencias previas e incluso contribuir al desarrollo de trastornos neurodegenerativos, como el alzhéimer.

Publicado en Problemas obesidad por IMOS | Etiquetas: