Carboxiterapia, elimina la flacidez y piel de naranja

11 diciembre, 2018

La carboxiterapia es una técnica que aplica dióxido de carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones. Provoca que el CO2 active la circulación y favorezca la creación de colágeno y elastina. Además, se encarga de reestablecer la microcirculación aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo, consiguiendo estimular la oxidación de los ácidos grasos y reducir la celulitis y la flacidez de la piel.

El dióxido de carbono ayuda en la microcirculación y la estimulación en la formación de nuevo colágeno, por ello consigue:

  • Mejorar la circulación sanguínea y linfática ayudando a la eliminación de líquidos
  • Mejorar el tono de la piel devolviéndole la elasticidad y reduciendo la flacidez
  • Reducir la piel de naranja y la aparición de los antiestéticos hoyuelos asociados a la celulitis
  • Disminuir el volumen de la zona y alivia los síntomas que acompañan a la celulitis, como la pesadez.

Sus aplicaciones son infinitas y tienen como objetivo mejorar la belleza y salud de nuestra piel obteniendo satisfactorios resultados, con los que lograremos reducir:

  • Celulitis y grasa localizada
  • Arrugas y flacidez facial
  • Estrías
  • Ojeras
  • Tratamientos de acné
  • Caída del cabello

Si no eliminas las zonas de grasa con dieta y ejercicio, este es el tratamiento perfecto que te ayudará a lograr los resultados que deseabas.

Ventajas de utilizar Narl para la grasa visceral
Liposucción y dermolipectomía de abdomen
Publicado en Sin categoría por IMOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.